¿ELIGES UN RESTAURANTE POR LA OPINIÓN DE OTROS?

Tiene gracia, la gente escribe sobre restaurantes y hoteles aun sin que nadie les pregunte su opinión.

El archiconocido TripAdvisor está repleto de Críticos Gastronómicos, Cocineros y Huéspedes VIP. Toda opinión es respetable, por supuesto, pero también hay que tener en cuenta que son siempre subjetivas y, depende mucho de qué tipo de persona la está emitiendo. Hay personas que puntúan el sitio como «normal» y luego describen «buena comida, un servicio atento y un lugar acogedor»; si eso para ellos es «normalito«, ¿que será lo «excelente«?

Éste no es un tema menor. Sin el ánimo de que penséis que soy una «pedante«, creo que los portales donde se emiten opiniones particulares deberían, antes de aceptar un comentario, plantear un formulario sobre el perfil sociológico del crítico. Es decir:
– edad
– profesión
– dinero invertido en restaurantes y/u hoteles en los últimos 3 meses
– estado de ánimo o, para clarificar la cuestión, en qué plan visitaba el local (cena de empresa, escapada romántica, comida familiar o reunión de ex-alumnos de la quinta del 74)

Conocer estas respuestas, nos puede ayudar a los demás, a dar por válida su opinión o a relativizar su crítica.
Que, ¿por qué? Pues porque si tienes 20 años, eres estudiante y sales a cenar una vez al mes, aunque siempre estés de buen rollo porque, en general tu único problema es que la paga te dé para todo, difícilmente te va a parecer bien comer en un restaurante por más de 20 euros. Todo lo que no sea llenarte la barriga a tope, beber lo máximo posible y salir a 18 euros por cabeza, te va a parecer o «normal» o «malo», incluso «pésimo» si vas viernes y no te quieren servir el menú que hay de lunes a jueves.
Sin embargo, si estás sobre los 40, trabajas en banca, sales a cenar todas las semanas y normalmente en compañía de tu reciente esposa, vas a valorar el mismo local con un «excelente», aunque las croquetas no estuvieran a la temperatura interior técnicamente correcta.
Ahora bien, si pasas de los 50, eres funcionario, solo sales una vez a año, y eliges ir a comer con tus dos hijos adolescentes, que están continuamente peleándose, y cualquier cosa que suceda en ese par de horas te va a parecer mal porque estás aburrido, tu opinión la podemos adivinar, ¿verdad?

Dejando atrás los esterotipos y, sin ánimo de haber ofendido a nadie, yo «soy masoca». Me gustar buscar nuevos sitios por internet, leer las críticas y «forjar mi propia opinión». Sí, soy de marketing, no juez, así que doy una oportunidad a todos los locales -a veces, más de una- y nunca escribo opiniones de locales en las redes sociales… a no ser que sean positivas 😉

Si estás de acuerdo, a partir de ahora, sé sincero y haz una crítica explicándonos un poco más sobre ti.

Si me la encuentro por los típicos portales, prometo escribirte dándote las gracias.