fallo-del-sistema-17414317

El peor de los fallos de un empresario

Posted on

Sacar un negocio adelante no es fácil. Son muchas las piedras que hay en el camino: económicas (impuestos, ingresos, cobros), administrativas (licencias, permisos), laborales (salarios, personal adecuado)… y las propias que genera el negocio en sí. Pero, sin duda alguna, el peor fallo que puede cometer un empresario, en cualquier actividad, de cualquier tamaño, segmento económico… de todos, es la inacción.

La inacción es el hecho de no hacer.

No hacen falta carísimos estudios, informes económicos, datos oficiales… para que el empresario sepa si su negocio va bien o mal. He conocido muchos de estos que ante una situación mala, han empeñado todos sus esfuerzos en no hacer nada.

No hacer nada es lo más barato, aunque siempre puede salvarnos la divina providencia, o tener un póker de ases en su última apuesta empresarial, o pensar que la situación económica cambie y nos salve in extremis. Pensar que llenaremos el negocio de esta forma es la más difícil y a la vez casi la más usual. ¡Todos estos hechos raramente ocurren! ¡Las cosas no ocurren por arte de magia!

Cualquier empresario que se precie, debe estar siempre vigilante, tanto como si le va mal, como si ‘lo está petando’. En el primer caso es fundamental, dado que la longevidad de su negocio le va en ello, y aunque les pudiera parecer raro a algunos, en el segundo caso, casi es más importante que en el primero.

Se puede morir de éxito o fracasar en el intento, pero ninguna de las soluciones pasa por no hacer nada, así que, ¡¡a por ellos!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>